Municipio

Municipio

Municipio: 
Oña
Entidades Locales Menores: 
Barcina de los Montes, Bentretea, Castellanos de Bureba, Cereceda, Cornudilla, Hermosilla, La Aldea del Portillo de Busto, La Molina del Portillo de Busto, La Parte de Bureba, Penches, Pino de Bureba, Tamayo, Terminón, Villanueva de los Montes, Zangández
Zona Turística: 
La Bureba
Partido Judicial: 
Briviesca

Ayuntamiento

Dirección: 
Plaza del Ayuntamiento, s/n (09530)
Teléfono: 
947 30 00 01
Fax: 
947 30 02 27
Email: 
ayuntamientoona@yahoo.es

Coorporación Municipal

Alcalde: 
Arturo Luís Pérez López (PSOE)

Datos Geográficos

Superficie: 
143,00 Km2
Distancia a Burgos por carretera: 
61,00 Km
Latitud: 
42.7347820º
Longitud: 
-3.4140720º

Historia

En el espacio natural de los Montes Obaneres, al extremo norte de la Bureba, accediendo por la nacional 232, a 68 kilómetros al nordeste de Burgos, nos sorprende la Villa Condal de Oña. Situada en las inmediaciones del arriscado cañón del río Oca denominado “desfiladero de la Horadada”.

Su emplazamiento comercial es excelente, al encontrarse entre la meseta castellana y los puertos del Cantábrico, lo que hizo de esta Villa un paso obligado y eje de comunicaciones en tiempos romanos.

En la alta edad media, en el 934, el califa Adberramán III organiza una campaña militar y ataca, entre otras, las fortalezas de Burgos y Oña.

El primer conde independiente de Castilla, Fernán González, concedió los fueros a la Villa en el 950.

En 1011 el tercer conde de Castilla Don Sancho García, otorga a Oña el rango de “condal” y funda el Monasterio de San Salvador, en un principio dúplice o mixto, con religiosas traídas de monasterios cercanos y monjes de San Salvador de Loberuela, y desde el año 1033 el monasterio abandona su condición de dúplice y pasa a ser benedictino hasta 1835.

El cenobio de San Salvador llegará a ser el centro religioso más importante de toda Castilla, siendo panteón de reyes, infantes y condes. Primer panteón real de Castilla. Los sepulcros están tallados a finales del siglo XV en madera de nogal y boj por Fray Pedro de Valladolid. En ellos yacen el Conde don Sancho García fundador del monasterio, su esposa doña Urraca y un hijo de éstos don García Sánchez; los infantes don Felipe y don Enrique, hijos de Sancho IV el Bravo y María de Molina; el rey Sancho el Fuerte de Castilla; el rey Sancho III de Navarra, el Mayor, y su esposa doña Mayor; y el infante don García hijo de Alfonso VII el Emperador.

El nieto de Fernán González, Don Sancho García, entregará la dirección de este monasterio a su hija Tigridia, concediéndole a su vez una espléndida dote con innumerables privilegios, entre los que se encontraban numerosas villas e iglesias, y con el paso del tiempo irá aumentando la riqueza del monasterio por las continuas donaciones de reyes y nobles, llegando a tener un dominio desde el Cantábrico hasta el Arlanza, y desde Huesca y Zaragoza hasta el Pisuerga.

San Iñigo, declarado santo en 1163 por el papa Alejandro III, será abad del monasterio desde 1035 hasta 1068, período en el en que San Salvador se hallará una mayor espiritualidad. Posteriormente se irán realizando reformas en el monasterio construyéndose el claustro y nuevas dependencias.

Dada la prosperidad de la Villa y su gran actividad comercial y artesanal, en torno a 1291 se asientan las primeras familias judías, dedicadas al comercio y artesanía, constituyendo la judería de la Villa, y estableciendo su aljama en las calles conocidas como la Meca y Barruso, e incluso erigiendo su sinagoga.

Ciudad y monasterio fueron saqueados en 1367 por el “Príncipe Negro” cuando iba de regreso a los puertos del Cantábrico. Perdiendo así gran parte de la riqueza que poseía la villa monacal.

En siglos posteriores la villa condal seguirá creciendo al amparo y cobijo de la abadía benedictina que continuará poseyendo grandes extensiones de tierras cultivables, pozos, molinos, iglesias, salinas, diezmos y más de 170 pueblos; siendo uno de los monasterios más ricos de Castilla.

En el siglo XIX el monasterio pasará una gran crisis dada la invasión napoleónica y los continuos saqueos; la desamortización de Mendizábal, que hace marchar a la comunidad benedictina y la venta en subasta del edificio, pasando a manos privadas, hasta que en 1880 es vendido a la Compañía de Jesús, quien se hará cargo del monasterio hasta 1968, pasando desde entonces a la Diputación Provincial de Burgos.

Oña

Localización

Ubicación: 
Javascript is required to view this map.

Monumentos

Entre los monumentos y lugares de interés de la localidad de Oña destacan:

  • Iglesia de San Salvador: fundado a comienzos del siglo XI por el conde de Castilla Sancho García para retiro de si hija Tigridia, y que acabó por convertirse en un panteón real. Entre los siglo XI y XIV no dejó de crecer gracias a las importantes donaciones de reyes, obispos y nobles. Fue de tal magnitud su régimen dominical que más de 170 villas y aldeas y más de 100 iglesias y monasterios estaban bajo su jurisdicción Este poderío económico se refleja en la amplísima variedad de estilos artísticos aquí conservados (Románico, Gótico, Renacimiento, Barroco, Musulmán, Mudéjar, Egipcio y época romana), junto con la extensa nómina de objetos aquí contenidos como sillerías, retablos, sepulcros, etc. (Img. 1,2).
  • Iglesia y Torre San Juan: si bien la iglesia abacial de San Salvador es el principal reclamo monumental con el que cuenta la Villa, no es éste el único.

    En la plaza del Ayuntamiento se localiza la Iglesia de San Juan Bautista, levantada entre los siglos XII al XVI. Su interior destaca por el excelente estado de conservación con importantes restos románicos, un calvario gótico del XIII, su portada gótica y un retablo barroco sin dorar. (Img. 3,4).

  • Fachada del Monasterio: se trata de la fachada del antiguo monasterio benedictino de San Salvador fundado en el año 1.011 por el Conde de Castilla don Sancho García, y cuyo vestigio más importante se conserva hoy en la Iglesia de San Salvador.

    Es este fachada una obra del siglo XVII en cuyas hornacinas se encuentran las estatuas de los condes y reyes custodiados en los panteones de la iglesia monacal: don Sancho García y García Sánchez, y los reyes Sancho II el Fuerte y Sancho el Mayor de Navarra. (Img. 5,6).

Oña

Gastronomía

La gastronomía de Oña se encuentra representada por unas afamadas morcillas caseras, que se pueden encontrar en cualquiera de las dos carnicerías o en uno de los supermercados. Un taller de botería y otro de encuadernación, son los representantes del apartado artesanal.

Empresas

Actualmente, no existe ninguna empresa con sede en el municipio de Oña.