Municipio

Municipio

Municipio: 
Arraya de Oca
Mancomunidad: 
Oca Tirón
Zona Turística: 
Montes de Oca
Partido Judicial: 
Briviesca

Ayuntamiento

Dirección: 
C/ Mayor, s/n (09292)
Teléfono: 
947 59 43 54
Email: 
arrayadeoca@diputaciondeburgos.net

Coorporación Municipal

Alcalde: 
María Asunción Velasco Niño (PSOE)

Datos Geográficos

Superficie: 
12,00 Km2
Distancia a Burgos por carretera: 
28,00 Km
Latitud: 
42.4153570º
Longitud: 
-3.3978410º

Historia

Durante la Edad del Hierro (900-S.III a.C.), los celtas llegan a la Península y ocupan gran parte de la meseta norte, siendo esta zona escogida por el pueblo celtíbero de los Autrigones, estableciendo un importante asentamiento en el Alto de Rodilla (entre Fresno y Monasterio) que posteriormente fue aprovechado por los romanos para ubicar la ciudad de Tritium autrigonum, al pie de la calzada romana “de Italia en Hispanias” que, desde Roma, llegaba a Tarragona y remontaba el Ebro para pasar hacia la meseta a través del corredor de la Bureba, pasando por Briviesca (Virovesca) y dirigiéndose hacia los importantes núcleos militares de Sasamón, León, Astorga y Lugo. De aquí partían igualmente calzadas secundarias que unían Tritium con las ciudades de Clunia y Auca (Villafranca Montes de Oca).

Tras la unificación que logró el reino Visigodo de toda la península Ibérica, la posterior invasión árabe trajo la inestabilidad a la zona durante largo tiempo, debido a la resistencia ofrecida por los pueblos más norteños (al igual que ocurrió con los romanos) y a la situación estratégica de paso de estos territorios, quedando la zona prácticamente despoblada, hasta que a comienzos del siglo IX comienza la repoblación de las tierras de Bardulia que años más tarde van a configurar el condado de Castilla

Aprovechando los momentos de debilidad del emirato de Córdoba, multitud de grupos de gente van atravesar la cordillera Cantábrica desde las tierras de Cantabria y Vizcaya (los foramontanos) hacia unos territorios en los cuales no existe ningún tipo de organización territorial. Van a realizar presuras de terrenos, a restaurar iglesias y recuperar molinos con el fin de labrarse una nueva tierra donde vivir. Es en este momento cuando podría haberse fundado el pueblo de Arraya de Oca.

Historia de la Provincia

La provincia de Burgos, en sus límites actuales, data de mediados del siglo XIX, por otra parte su capital fue fundada por el conde Diego Rodríguez Porcelos en el año 884 durante el avance repoblador desde las montañas del Norte hacia la meseta por los nobles que dominaban aquellas montañas.

Pero su historia comienza mucho antes. A sólo 15 kms. de la capital se sitúan los Yacimientos de Atapuerca que albergan la presencia en la zona de los primeros pobladores conocidos de Europa. Hace un millón doscientos mil años nuestros antecesores más remotos se abrigaron en sus cuevas y simas y hoy día nos descubren los secretos de la prehistoria.

En pleno neolítico, unos cinco mil años antes de cristo, humanos mejor organizados también han dejado huella en la provincia. En la Paramera de Sedano podemos apreciar una red de monumentos funerarios megalíticos, mehíres y dólmenes.

En la época celtíbera diversos pueblos ocupaban los límites actuales de la provincia. Al sureste los arévacos con el núcleo de Clunia, al este los Autrigones fuertes en Poza de la Sal, Briviesca, Cerezo del Río Tirón y Monasterio de Rodilla; en el norte montañoso los Cantabros en Amaya, los Ordejones o Humada; en el centro los Turmogos, agricultores y ganaderos en Sasamón y Tardajos y finalmente los Vacceos en el suroeste en Castrogeriz y Roa capaces de crear excedentes para su comercialización.

Roma fue plenamente asumida por la provincia de Burgos, sus pautas políticas, económicas y culturales calaron durante los dos siglos que tardó el imperio en conquistar el territorio burgalés. La organización municipal y la ampliación de la red urbana, el derecho, la moneda, el desarrollo agrícola y artesanal, la lengua latina y las obras públicas artísticas y religiosas nutrieron la provincia una vez romanizada. Clunia , Sasamón, Lara de los Infantes, Poza de la Sal, Roa, Briviesca, Monasterio de Rodilla y otras poblaciones surcadas por la Via Aquitana dotaron de espectaculares mansiones a la provincia, hoy un rico muestrario de mosaicos polícromos nos lo demuestran.

En el 476 los romanos dan paso a los visigodos que gobiernan hasta el 711 y acaban empapándose de una decadencia general que desemboca en el 714 con la entrada de los musulmanes en la provincia donde sólo permanecen 30 años. Los burgaleses se refugian en las tierras del Norte y apenas cumplido el año 800 se reorganizan en los valles del norte de la provincia dando como resultado el Territorio de Castilla. Valle a valle y con la ayuda de los monarcas astures alcanzan la línea del duero en el 912 haciendose fuertes en Clunia, Peñaranda de Duero, Roa y Aza.

Alejado el peligro musulmán el territorio comienza un despegue espectacular en todos los ámbitos. Esta época se puede personalizar en las exitosas andanzas del Cid Campeador por tierras de Castilla, Zaragoza y Levante.

Todo culmina en 1037 con la elevación de Castilla a la categoría de Reino y con ella el recordatorio del escudo de Burgos “Caput Castela” y la frase “Burgos siempre cabeza de Castilla”.

En el siglo XIV comienza un tiempo de crisis. El hambre la guerra y la enfermedad se ceban con los europeos occidentales y las tierras burgalesas no son excepción. La vida se ralentiza y la cultura se encoge.

Es el siglo XV el de oro en Burgos. Se roturan los campos, se amplía la ganadería, se organizan los pastos y los campos de cultivo y se intensifica la vid. Mejoran las comunicaciones, se animan los mercados y colocan a la capital en la vanguardia durante más de un siglo. Las oligarquías urbanas enriquecidas con el negocio de la lana se convierten en mecenas del arte. El gótico flamenco y el renacimiento dejan muestras de su potencial creador.

La quiebra llega un siglo más tarde. La atonía y recesión generalizada se plasman en la provincia. En el siglo XVII se produce el único contraste en la villa ducal de Lerma favorecida por el hombre más poderoso de la corte, el propio Duque.

En el siglo XVIII comienza otro periodo de crecimiento con las primeras empresas fabriles en Burgos, Pradoluengo, Frías, Espinosa de los Monteros, Valdenoceda y Melgar de Fernamental aunque solamente en la capital y Pradoluengo consiguen asentarse en el panorama económico provincial. Con las ideas ilustradas llega el intervencionismo estatal y el Neoclasicismo y con ello Casas Consitoriales a destacar en Burgos, Sotillo de la Ribera, Miranda de ebro etc junto a escuelas, teatros, posadas hospitales, hospicios, cárceles y alhóndigas.

El siglo XIX está marcado en su comienzo por los asentamientos franceses en Espinosa de los Monteros y Burgos con el pretexto de asegurarse el paso a Portugal. La Guerra de la Independencia sirvió como banco de pruebas a una nueva táctica militar: la guerrilla, inaugurada en tierras burgalesas por los geniales Cura Merino y El Empecinado. Costó caro a la cultura burgalesa, todo vestigio de la misma en los montes del castillo fueron arrasadas, saqueadas y despojadas de abundantes joyas artíticas.

El Liberalismo posterior a la ocupación napoleónica y las desamortizaciones acabaron con el poder eclesiástico al quitarle sus fuentes de financiación tras ser despojados del diezmo. Llego la ruina a los grandes conventos y la pérdida de patrimonio artístico.

Hoy día su posición estratégica como paso de Portugal a Francia y de la Capital del reino al Norte la han dotado de buenas infraestructuras e instituciones militares y religiosas. Al calor de estas la ciudad mejora su aspecto a principios de siglo pero la Guerra Civil y el éxodo rural de los 50 a los 70 son traumáticos para la ciudad. La agridulce sensación de ser protagonista en la Guerra Civil alojando al Gobierno Nacional la libra de batallas pero el abandono llega con el traslado a Madrid en cuanto acabó la Guerra.

La despoblación en los 60 hacía Madrid y el País Vasco sólo es parada en parte en 1964 con la declaración de Burgos como Polo de Promoción a las que más tarde se añaden Miranda de Ebro y Aranda de Duero

Con la Constitución y la entrada en España en la Unión Europea se abren nuevas posibilidades de desarrollo que se intentan aprovechar en el campo y la ciudad.

Arraya de Oca

Localización

Ubicación: 
Javascript is required to view this map.

Monumentos

Entre los monumentos y lugares de interés de la localidad de Arraya de Oca destacan:

  • Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora: de arquitectura románica. (Img. 1,2).
  • Arquitectura popular: la privilegiada ubicación de Arraya de Oca nos permite encontrar en las proximidades numerosos puntos de interés turístico, muy interesantes tanto para aquellos que buscan empaparse de cultura, como para los que buscan el contacto con la naturaleza en estado puro. En un radio de apenas 20 kilómetros encontramos tres Patrimonios de la Humanidad: los Yacimientos arqueológicos de la sierra de Atapuerca, el Camino de Santiago y la Catedral de Burgos. En la aledaña comarca de La Bureba podemos encontrar auténticas joyas del románico y localidades tan interesantes como Poza de la Sal, con sus salinas romanas, Briviesca, Oña... Para los amantes de la naturaleza, además de lo que nos ofrece el entorno de Arraya de Oca, podemos acercarnos hasta la Sierra de la Demanda, los Montes de Oca, el poco conocido Parque Natural de los Montes Obarenes y el cañón del río Ebro, o disfrutar de los rincones de la Sierra de Atapuerca, el Valle de las Navas y el Valle de Caderechas. (Img. 3).
  • La Sierra de Atapuerca: se trata de un pequeño sistema montañoso de escasa elevación situado al este de la ciudad de Burgos, que separa los valles de los ríos Arlanzón y Vena. Es un enclave natural característico formado por una pequeña estructura anticlinal en sentido norte-sur constituida por calizas, arenas y areniscas del cretácico, muy característico de los complejos karsticos. El paisaje es de media montaña, abundan las cuevas y la vegetación está formada por matorrales espinosos y por un monte bajo de encinas y quejigos que contrasta con los valles cubiertos por los campos de cultivos y los chopos, sauces y fresnos de los ribazos. Los Yacimientos Arqueológicos de la Sierra de Atapuerca fueron declarados por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en noviembre del año 2.000 y en ellos se han encontrado los restos de homínidos más antiguos de Europa. Se trata de uno de los yacimientos más importantes del mundo para el estudio de la evolución humana al cubrir un amplísimo periodo de registros.
  • El Camino de Santiago: desde que se descubrió del sepulcro del apóstol Santiago cerca de Compostela en el año 813 d.C., millones de peregrinos recorren desde sus países de origen, guiados por la Vía Láctea, el camino que les lleva hasta la tumba del apóstol a través de bellos paisajes naturales y numerosas localidades y parajes con un rico patrimonio artístico y arquitectónico compuesto por hospitales, ermitas, iglesias, monasterios, puentes, calzadas y fuentes.

    Son numerosas las posibles rutas del camino, pero es la ruta descrita en el siglo XII por el monje galo Aymeric Picaud, que se ha venido a llamar el Camino Francés, la que mayor importancia ha tomado a lo largo de siglos de peregrinación, habiendo sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

    El camino francés discurre a escasos kilómetros al sur de Arraya de Oca, proveniente de La Rioja, desde Villafranca Montes de Oca, por el Monasterio de San Juan de Ortega y las localidades de Agés y Atapuerca hasta la capital burgalesa. Se trata de una de las zonas más bellas del camino, que atraviesa los Montes de Oca y pasa por el famoso monasterio en honor al santo patrón de los aparejadores, en el que se realiza una importante romería y en el que se produce en cada equinoccio de primavera y otoño el conocido milagro de la luz equinoccial.

Arraya de Oca

Gastronomía

El rey de la gastronomía de esta zona es el cordero, bien asado, a la brasa o frito. Los derivados del cerdo acompañado de tortas y hogaza de pan blanco. Se baña todo el menú, a ser posible, con un bien tinto de la Ribera del Duero.

Dentro de la cocina de Arraya de Oca, se encuentran múltiples ejemplos de la gastronomía burgalesa.

Típicas son las morcillas de Burgos, elaboradas con sangre de cerdo, cebolla, arroz y especias, estandarte de los embutidos de la provincia, se pueden preparar de diferentes maneras, aunque lo más tradicional es que se preparen fritas.

Un plato representativo de la mesa burgalesa, lleno de energía y sabor, es la olla podrida, en el que se combinan alubias, derivados del cerdo como orejas y patas, y otros ingredientes.

OLLA PODRIDA

Ingredientes:
- 1 Kg. de alubias de Ibeas.
- 4 orejas de cerdo.
- 3 patas de cerdo.
- 2 kg. de costilla de cerdo adobada.
- 1/2 kg. de bacón ahumado.
- 1/2 kg. de morcillas.
- 1/2 kg. de chorizo.
- 1 kg. de carne de morcillo de buey.
- 1 cebolla, un tomate, dos puerros.
- 1 pimiento verde, sal, aceite.
- 1 cabeza de ajos, laureL.
- 2 zanahorias.

Elaboración:

Las alubias las pondremos en remojo, en agua fría durante 24 horas, y aparte también pondremos a remojo, igual tiempo, todos los demás componentes del cerdo, excepto la morcilla.
Primero procedemos a cocer, en agua fría las alubias, con sal, un poco de aceite, cebolla, ajo, laurel, zanahorias, puerro, tomate, etc.
Por separado, en una cacerola, coceremos todos los ingredientes del cerdo, cada vez que haya que añadir agua a las alubias, en vez de agua, añadiremos caldo de la olla, en que se cuecen los componentes del cerdo, que coceremos sin sal. Cuando las dos ollas estén cocidas, es decir, la de las alubias e ingredientes del cerdo, de la cazuela de las alubias retiraremos todos los ingredientes, que la han acompañado durante su cocción, pondremos una sartén con aceite al fuego, añadir cebolla picada fina. Cuando este dorada, añadir un poco de harina, pimentón dulce, remover y hechar a las alubias encima. También suele ir esta OLLA, acompañada de un relleno, hecho a base de huevos, batidos, miga de pan, jamón picado fino, ajo, perejil y pimienta dulce, todo este conjunto hecho en forma de tortilla, la cual coceremos con las alubias, unos 20 minutos, al mismo tiempo que la morcilla.

 

Empresas

Actualmente, no existe ninguna empresa con sede en el municipio de Arraya de Oca.